Una Solución de Blanqueamiento para Dientes No Vitales: Opalescence Endo

La técnica “Walking Bleach”, o blanqueamiento endodóntico, proporciona una solución para muchos pacientes con uno o más dientes no vitales. Los dientes no vitales a menudo se ven más oscuros que el resto de las piezas en la sonrisa de un paciente debido a un sangrado interno causado por trauma, presencia de residuos necróticos o pigmentación resultante de materiales utilizados en un tratamiento endodóntico previo. Así, a diferencia de la mayoría de los casos de blanqueamiento donde la decoloración es causada por tinción externa de dientes vitales (usualmente debido al tabaco o a la ingestión de comidas o bebidas con colorantes), como lo sugiere el prefijo “endo”, el blanqueamiento endodóntico se utiliza cuando la decoloración viene desde el interior hacia fuera.
p-opalendosyringe.jpg

Aunque diferente al blanqueamiento tradicional, el blanqueamiento endodóntico sigue siendo un procedimiento relativamente simple – a menudo completado en pocos pasos. Primero el clínico abre la cámara pulpar del diente no vital del paciente, removiendo cualquier material restaurador preexistente, ya que puede obstruir el proceso de blanqueamiento, y sella la obturación con una capa de 1-2mm de ionómero de vidrio para evitar que el peróxido penetre en la región radicular. A continuación coloca el blanqueador endodóntico Opalescence Endo, un gel blanqueador especialmente formulado de peróxido de hidrógeno al 35%, en la cámara pulpar y la cierra con un cemento provisional, dejando que el producto blanqueador cumpla su función. Pasados de tres a cinco días, el clínico revisará el color del diente del paciente para determinar si ha alcanzado el tono deseado. Si el paciente o el clínico piensan que se puede lograr un tono aún más claro, el procedimiento se puede repetir. Luego se remueve el material blanqueador y el procedimiento está completo.

opalescence-endo-before-and-after-300x300
Caso de Opalescence Endo: Antes y Después

Estas son algunas de las preguntas que más comúnmente hacen los clínicos con respecto al “blanqueamiento ambulatorio”:

Pregunta: ¿Cuál es la profundidad correcta de colocación del blanqueador en la cámara pulpar?
Respuesta: Opalescence Endo debería colocarse siempre coronal a la cresta ósea, sin sobrepasar la corona clínica del diente, dejando un margen protector de 2mm.

Pregunta: Debido a la recidiva con el paso del tiempo, ¿debo intentar blanquear el diente no vital hasta un tono ligeramente más claro que el deseado?
Respuesta: Si. Se recomienda que el clínico deje el blanqueador en el diente hasta lograr un tono ligeramente más claro que el buscado, ya que el tono recidiva levemente una vez retirado el blanqueador.

Pregunta: ¿Debo refrigerar Opalescence Endo al igual que hago con otros productos blanqueadores Opalescence?
Respuesta: Si, Opalescence Endo debe almacenarse idealmente entre 2º C y 8º C.

Anuncios

3 Comments

  1. Excelente artículo, me gustaría comentar un cuadro clínico que tuvo un paciente (dentista también) que utilizó el peroxido en sí mismo y en un diente anterior con traumatismo previo y pigmentación intrínseca. El paciente tras seguir las indicaciones del fabricante de utilizar el producto con una base de 1 a 2 mm de ionomero tuvo reabsorción radicular con el paso del tiempo. Tras investigar, tuvo como conclusión que su problema se presentó debido a la solubilidad del ionomero de vidrio en dentina.

    CUIDADO AL APLICARLO, según el fabricante con confianza ciega.

    Sería bueno recibir respuesta de ultradent.

    Le gusta a 1 persona

    1. Estimado Dr. Adderlhy,
      Muchas gracias por su excelente comentario y paciencia por la respuesta.
      La principal situación que puede aumentar el riesgo de una reabsorción radicular es la presencia de dentina expuesta sin recubrimiento de cemento o esmalte en el periodonto, lo que puede suceder por diferentes razones, entre ellas un trauma. Una aplicación de un peróxido dentro de la cámara pulpar en esta situación, especialmente si hay producto por debajo (apicalmente) de la cresta del hueso alveolar, puede provocar un proceso de reabsorción, mismo con una base de ionómero de vidrio.

      Para minimizar este riesgo, recomendamos evitar la colocación del producto blanqueador por debajo del nivel radiográfico de la cresta del hueso alveolar a modo de evitar una eventual transmisión horizontal de los iones de oxígeno por la dentina radicular, y sellar el material de obturación con el cemento de ionómero de vidrio, todavía considerado como el mejor material para este tipo de sello. En el caso particular de trauma, debemos estar bien atentos y, en caso de recelo, optar por una técnica más conservadora como el blanqueamiento externo. En otras palabras, ‘cuidado al aplicarlo’, como Ud. muy bien ha indicado.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s