¿Desinfectar o no Desinfectar Antes de Restaurar?

En odontología restauradora, muchos clínicos están descubriendo la importancia de desinfectar el diente con gluconato de clorhexidina, un antiséptico químico, antes de colocar una restauración. Se ha demostrado que sus beneficios son prometedores en tres áreas importantes: reducción de la sensibilidad postoperatoria, incremento de las fuerzas de adhesión con agentes adhesivos dentinarios y – fundamentalmente – evitando que el diente active las metaloproteinasas de la matriz.

Se ha comprobado que cuando se utiliza previo al cementado de una corona, a la fijación (provisional y/o permanente), a la colocación directa de una restauración, o como procedimiento de desinfección en endodoncia, el gluconato de clorhexidina (en una concentración del 2,0%) proporciona un efecto antimicrobiano más prolongado y efectivo que cualquier otra solución antiséptica comparable. No sólo reduce el riesgo de caries recurrente eliminando las bacterias bajo la restauración, sino que también disminuye la posibilidad de que el paciente experimente sensibilidad postoperatoria.

Muchos clínicos reconocen los beneficios antimicrobianos y reductores de la sensibilidad postoperatoria derivados del uso de una solución basada en clorhexidina en su consulta. Sin embargo, muchas de las soluciones de clorhexidina del mercado tienen una desventaja y es que la mayoría contiene una gran cantidad de emolientes, que interfieren con las fuerzas de adhesión, eliminando así los beneficios conocidos.  Utilizar una solución de gluconato de clorhexidina al 2,0% libre de emolientes como Consepsis de Ultradent evita este problema, e incluso se ha demostrado que aumenta las fuerzas de adhesión cuando se aplica a la preparación antes de sellar y restaurar.

consepsis_syringe_bondetch_08refl.jpg

Muchos investigadores dentales creen ahora que el uso de una solución de clorhexidina puede asegurar fuerzas de adhesión a largo plazo manteniendo a raya a las MMPs. Las MMPs o metaloproteinasas son un grupo de enzimas secretadas por células óseas y dentarias. En algunos escenarios las MMPs pueden jugar un rol importante ayudando a mineralizar la dentina y remodelar hueso dañado. Usualmente, una vez que se formó la dentina, las MMPs se desactivan y permanecen en estado latente en la dentina. Sin embargo, al formarse una caries, las bacterias que la ocasionan secretan ácido láctico y éste reactiva las MMPs ocasionando que ataquen el colágeno que se encuentra dentro de la capa híbrida de la restauración. Muchos investigadores creen que la clorhexidina puede bloquear las MMPs evitando que dañen la capa híbrida, asegurando una mayor longevidad de la restauración.

Es una práctica estándar aplicar un tratamiento antibacteriano en un corte o herida antes de vendarlo. Este se está volviendo rápidamente el caso en la odontología restauradora a través del uso de una solución antibacteriana de clorhexidina como Consepsis. Emocionados, los investigadores están descubriendo posibles beneficios de Consepsis que van más allá de sus descubrimientos iniciales como ser el efecto inhibidor de la clorhexidina sobre las MMPs que dañan la capa híbrida.

Cuando se utilice con un autograbador como Peak SE, Consepsis se debe aplicar antes de grabar y adherir. Cuando se utilice con un grabador de grabado total como Ultra-Etch, Consepsis debe aplicarse después de grabar y justo antes de la adhesión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s